¿ES VERDAD QUE EL AGUA NO SABE A NADA?

sabor del agua

EL SABOR DEL AGUA

Desde pequeños nos enseñan que el agua es incolora, inodora e insípida. Sin embargo, estudios están demostrando que el agua si posee sabor aunque sea en una pequeña proporción. A veces no notamos ese sabor del agua por estar acostumbrados a ella.

De hecho, Peter Cameron, un biólogo de la Universidad de California, ha demostrado que algunos insectos, como la mosca del vinagre, poseen una proteína, la PPK28, que sirve para saborear el agua.

Aunque el sabor del agua tiene mucho que ver con los minerales y otras sustancias que contiene disueltos, incluso destilando el agua, que es el proceso para eliminar todas las toxinas, minerales e impurezas que contiene, podemos encontrarle un tenue sabor.

¿DE DÓNDE VIENE EL SABOR DEL AGUA?

En los años 20 del siglo pasado se analizó que el gusto del agua depende de lo que hemos comido antes, algo que demostró de forma sistemática en las décadas de los 60 y 70 la psicóloga Linda Bartoshuk, cuando publicó una serie de artículos sobre el postgusto o retrogusto del agua. Durante más de treinta años, el dogma al respecto fue este: el agua tiene sabor, pero solo como postgusto tras haber probado otra cosa. Sin embargo, a principios de este siglo algunos científicos empezaron a replantearse esta afirmación al descubrir que ciertas partes del cerebro responden específicamente al agua.

Científicos de la Universidad de Utah han descubierto que las células del gusto de los mamíferos crean unas proteínas llamadas acuaporinas que sirven para transportar el agua a través de las membranas. Estas acuaporinas, que se encuentran en otros tipos de células, podrían ser clave para que el líquido vital estimule las células del gusto.

Por lo tanto, el sabor del agua viene determinado tanto por el sabor que tiene el propio agua como por lo que hayamos comido, bebido o ingerido antes. También se ve alterado por las propias secreciones de nuestro organismo, principalmente las que se dan en las mucosas de la boca.

¿PUEDE CAMBIAR EL SABOR DEL AGUA?

Otro factor que da sabor al agua es el estar en contacto con el aire. Al dejar expuesta el agua esta absorbe gradualmente el dióxido de carbono del aire produciéndose ácido carbónico que provoca una disminución del PH del agua volviéndola un poco más ácida.

Además la temperatura también interviene en modificar el sabor del agua. A más temperatura, mayor sabor. Al aumentar la temperatura se produce un mayor movimiento entre las partículas del agua, lo que aumenta los sabores que las papilas gustativas pueden detectar. Por consecuente, un vaso de agua fría siempre tendrá menos sabor.

RECOMENDACIONES PARA CONSEGUIR UN AGUA CON EL MENOR SABOR POSIBLE

Como hemos visto es imposible eliminar completamente el sabor del agua, sin embargo, es importante consumir agua lo más inodora posible puesto que el sabor lo provocan en su mayor parte sustancias que no son beneficiosas para el organismo como la cal o el cloro. Por lo tanto es un buen indicador para comprobar la pureza de nuestro agua.

La destilación elimina cualquier otra sustancia que no sea el agua pura (H2O), por eso nosotros recomendamos la destilación del agua como la mejor manera de eliminar toxinas y sabores.

Numerosos clientes que empiezan a producir su propia agua destilada en casa, notan inmediatamente la diferencia. Nos llaman explicándonos que al probar el agua destilada notan el fuerte sabor del agua no destilada que antes bebían y que hasta ahora no notaban por estar acostumbrados. En poco tiempo se habitúan a la pureza del agua destilada y la comida, refrescos e infusiones tienen mejor sabor.

 

PRODUCTOS RECOMENDADOS PARA PURIFICAR EL AGUA